Saturday, December 29, 2007

 

Megatón y Megatonelada

La palabra inglesa megaton designa una unidad de energía que equivale a un millón de toneladas métricas de TNT. Se volvió popular en la prensa gracias a la Guerra Fría y a la carrera nuclear que empezó luego de la Segunda Guerra Mundial. La primera bomba atómica, que fue detonada en el desierto de Nuevo México el 16 de julio de 1945, equivalía a la explosión de 20.000 toneladas métricas de TNT, es decir, 20 kilotones, o lo que es lo mismo, 0.02 megatones; los soviéticos ostentan el récord de haber detonado el arma nuclear más potente: la Bomba Zar, que explotó en 1961, liberó una energía de 50 megatones, i.e. 50 millones de toneladas de TNT.

El impacto de megaton en el español fue inmediato: la versión castellanizada megatón (con su reglamentaria tilde) invadió pronto el vocabulario hispano. La Real Academia reconoció ese uso en el diccionario de 1970, que definía esta palabra de la siguiente manera:
megatón. (del ing. megatón [sic], de mega- y ton, tonelada) m. Unidad empleada para comparar la fuerza explosiva de las bombas atómicas, y equivalente a la de un millón de toneladas de trilita.
DRAE, 1970, Suplemento
Sin embargo, la expresión no se usa solamente para medir la potencia de las armas nucleares. La energía liberada por algunos acontecimientos naturales se puede medir en megatones también; por ejemplo, el impacto de los asteroides en la Tierra: el llamado Evento de Tunguska, la explosión de un pequeño asteroide sobre Siberia en 1908, tuvo un impacto calculado entre 3 y 5 megatones según recientes propuestas de la NASA. De hecho, la edición más reciente del DRAE corrige la entrada correspondiente de la siguiente manera (aunque todavía no se incorporan todas las posibilidades):
megatón.
(Del ingl. megaton).
1. m. Unidad de potencia de un explosivo, equivalente a la de un millón de toneladas de trinitrotolueno. (Símb. Mt).
DRAE, Edición Vigésimo Tercera
El anglicismo megatón parece, entonces, no solo bien asentado en la práctica de los hablantes de español, sino que está también sancionado por el discurso prescriptivo. Sin embargo, desde hace mucho, el vocablo ha tenido un competidor, a saber, megatonelada. Aquí un ejemplo de una ya vieja noticia en El País:
La OTAN, brazo armado de la Alianza Atlántica, mantiene en pie de guerra a cerca de cinco millones de hombres y dispone en el suelo de Europa Occidental de 7.000 artefactos atómicos, cuyas potencias de fuego van de 0,5 kilotoneladas de trinitrotolueno (TNT), a una megatonelada de TNT. Un artefacto de 0,5 kilotoneladas, llamado «mini-bomba» por su insignificancia, equivale a 10.000 bombas clásicas, es decir, a 500.000 kilos de dinamita [sic]. Y una bomba de una megatonelada lanzada sobre una ciudad como Madrid lo pulveriza todo en un radio de acción de seis kilómetros.
Feliciano Fidalgo, El País, 16 de setiembre de 1980
Es decir, se traduce el inglés ton por el español tonelada, creándose los neologismos kilotonelada y megatonelada. Lo curioso es que estas palabras no están en el DRAE. Una posibilidad es que se consideren palabras compuestas de significado predecible, es decir, que su significado se podría deducir de la combinación de kilo- y mega- con tonelada (como habíamos discutido antes, las palabras compuestas con estas características no están en el DRAE). Sin embargo, si esto es correcto, quiere decir que megatonelada significa simplemente un millón de toneladas, sin especificar de qué. No hay nada en megatonelada que nos indique que se trata de TNT o de energía. En ese sentido, si megatonelada fuera lo mismo que megatón, el significado no sería predecible, y se requeriría una especificación singular, con una entrada en el diccionario.

Esto significa que la Academia ha preferido aceptar los anglicismos megatón y kilotón, con su especialización como medida de potencia, para preservar la posibilidad de usar megatonelada y kilotonelada en un sentido más genérico (alguien podría pedir una kilotonelada de papas, por ejemplo). La elección del anglicismo sobre la forma patrimonial tiene aquí el curioso efecto de salvar la forma patrimonial, no de desplazarla. El uso de megatonelada y kilotonelada en el sentido de megatón y kilotón debe ser considerado entonces una hipercorrección. Es, de hecho, un torpe intento de evitar un anglicismo.

Una alternativa interesante es usar megatonelada mencionando el objeto medido, en este caso, la energía liberada. Aquí un ejemplo de un cable de EFE reportado por La República:
Impacto. El choque del asteroide contra Marte se produciría a una velocidad de 50.000 Km/H y creará un cráter de casi un kilómetro de diámetro liberando unas tres megatoneladas de energía.
La República 29 de diciembre del 2007

Labels:


Comments:
De toneladas (inglesas, españolas y de varios pesos), megatones y meteoritos (vid "Torino number")

http://www.unc.edu/~rowlett/units/index.html

y mucho más. Para curiosos impenitentes.

Por cierto, en la nota de El país se confunde TNT (trinitrotolueno) con dinamita.
 
Es cierto (acabo de añadir un [sic]). En efecto, el TNT y la dinamita son dos cosas distintas.
Interesante el sitio que mandas.
 
Un pequeño error: "los soviéticos ostentan el récord de haber denotado el arma nuclear más potente", denotado por detonado.
Por otra parte, muy interesante el blog, me sirvió para descubrir el uso de la abreviatura "kt" con la que me encontré, y aprender cómo se utiliza "megatonelada" adoptando el término del inglés! Gracias!
 
Acabo de ver el comentario de Carmencin. Muchas gracias por la corrección.
 
Un saludo desde Bulgaria. Haciendo consultas en Internet a propósito de una traducción, he dado con este blog que me ha parecido súmamente interesante y lleno de temas de muchísima utilidad. Evidentemente pasaré buenos y fructíferos momentos aquí. Gracias y felicitaciones. Igualmente me ha encantado el espíritu del blog y de los comentarios.
 
Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?