Sunday, April 20, 2008

 

La vitalidad del Quechua

A pesar de los malos agüeros, el quechua continúa siendo hoy la lengua de millones de hablantes en el Perú y otros países sudamericanos. Los hablantes de esta lengua se han desplazado mucho por el Perú en los últimos 30 años, al punto que la ciudad de Lima se ha convertido en el lugar que concentra la mayor cantidad de quechuahablantes en el mundo (más de medio millón). El impacto de este desplazamiento---sobre el quechua y sobre el español---es, sin duda, enorme, aunque todavía no lo conocemos bien. Asimismo, la masiva migración andina ha enfrentado a los hablantes de la gran ciudad, pertinaces monolingües, con el uso sistemático del quechua por primera vez, incluidos los escenarios oficiales (y no han faltado escandalizadas reacciones). Pero también ha sido esta la ocasión para que los quechuahablantes se encuentren directamente con la variada oferta cultural que la ciudad ofrece, y para que se inserten ellos mismos en una tradición cosmopolita. Los resultados de este encuentro son complejos y variados, y están seguramente salpicados de éxitos y de fracasos. Hoy quiero hablar de algunos éxitos, que hablan bastante bien de la muy contemporánea vitalidad del quechua.

En 1994, Freddy Ortiz, músico nacido en Ocobamba (un pueblito de Andahuaylas, en Apurímac) fundó el grupo Uchpa ("cenizas") para cantar en quechua. Para decirlo con sus palabras:
Kaypi, maqtakunata inglispim munanku takiyta mana inglista yachaspa, aswanqa ñuqa pinsarani, mana inglista atiptiykuqa, aswanqa sumaqta cabirachisaq runasimichapiña riki
"Aquí los jovenes quieren cantar en inglés sin saber hablar, entonces pensé cantar mejor en quechua, y encajó mejor, muy bien, y de ahí es que empezó esta locura de cantar en quechua".
Fredy Ortiz. Entrevista para Almazoror.
Por supuesto, no es el primer grupo musical en quechua, ni mucho menos. La novedad sin embargo es que se trata de un grupo de rock. Durante la última década Uchpa ha venido cantando rock en quechua en diversas ciudades del Perú, incluida por supuesto Lima, y ha hecho más de una gira fuera del país. Aquí un video con uno de sus mayores éxitos, Chachaschay:



Cantar rock en quechua y tener éxito al hacerlo constituye una extraordinaria contribución al reconocimiento de esta lengua y de sus hablantes.

Lo mismo podemos decir de la reciente ganadora de la Gaviota de Plata en Villa del Mar, Damaris, cuya canción Tusuy Kusun (una fusión de un carnaval ayacuchano con un festejo norteño) ha sido seleccionada para representar la próxima cumbre de mandatarios ALC-UE (América Latina, el Caribe y la Unión Europea) en Lima. Escuchemos su presentación en Viña:



Quizá sea cierto pues que, como dice allí Damaris, "la noche [del quechua] está pasando ya". El desborde hacia la ciudad no se limita (nunca se limitó) a los espacios o las calles, a los trabajos y negocios; incluye también la música, las costumbres, el pensamiento, y por supuesto la lengua. Hoy además tiene una imagen bastante clara de sí mismo; ya no pide que lo dejen en la puna; se sabe en la ciudad para siempre. Y sabe que no habrá vuelta atrás. Dejemos que Damaris misma nos lo cante, esta vez también en español:

hoy nuestro canto crece, es luz de esperanza
nuestro país renace como trigo en las cumbres;
nunca olvidaremos nuestras tradiciones
juntos celebraremos nuestros carnavales;
cantemos todos juntos con la frente bien alta
nuestra cultura andina se admira en el mundo

Labels:


Comments:
Es una realidad que si bien no termina de consolidarse como uno deseara, va, al parecer, por buen camino. Algunos síntomas interesantes de lo que el post menciona no han sido presentados y me permito hacerlo: en la ciudad han aparecido propagandas de celular y otros spots publicitarios en quechua (sureño, principalmente); hay un aumento, con muy buena acogida, de clases de quechua, sobre todo en los denominados estratos altos de la sociedad. Si bien esto último suele ser criticado por cierto sector de los citadinos, los tildan de "poseros", al fin y al cabo están impulsando su uso, el cual, en provincias, sí es, por decirlo de alguna manera, "bien visto", no importa quién lo hable. Es este mismo sentido, en provincias, cuando he tenido oportunidad de hacer trabajo de campo, es posible ver niños pequeños, más en unas zonas que en otras, instruidos en quechua. Como te cuentan por allá, ese estigma ante su lengua, como lengua de retraso o restringida solo al campo, está cambiando y los más viejos se siente con la obligación de seguir hablándola. En fin, hay tantas lenguas en el Perú que el caso del quechua, espero sinceramente, contagie con esa misma actitud a otros hablantes de otras lenguas habladas en este territorio. Muchos saludos y felicidades.
 
Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?