Wednesday, June 14, 2006

 

Militó a maestros y no a soldados

Incluso a quienes conocemos a Luis Jaime Cisneros, filólogo y maestro universitario, ex Presidente de la Academia Peruana de la Lengua, nunca deja de sorprendernos su habilidad para enhilar sabiamente las palabras, para ajustar cada expresión hasta sacarle el último provecho, y para acercarnos con su prosa a los rincones más íntimos del español. Y hoy tengo el placer de comentar una de esas ocasiones.

La República nos informa de una de sus recientes charlas:

No en vano Sendero Luminoso militó maestros y no soldados. Ellos entendieron el valor de la lectura y lo importante de situarla en la realidad social y cultural que vivían. Así, a través de la lectura fueron capaces de inculcar en sus jóvenes alumnos ideas radicales para defender lo suyo mediante las armas, refirió el reconocido lingüista Luis Jaime Cisneros quien narró parte de sus anécdotas y de su experiencia lectora al público el pasado fin de semana en El Mundo del Libro y la Lectura II, que organiza Promolibro en la Estación Desamparados.
[...]
Recordó al respecto la época en que, encargado por el Servicio de Inteligencia de la Marina, analizó los libros que difundía Sendero Luminoso para enseñar a leer y escribir en algunas comunidades. Narró que en ellos se mostraba una realidad amenazada y se enseñaba a los niños a defender lo que tenían. Siendo así no era raro encontrar un chico de quince años dispuesto a empuñar las armas. Y concluyó: "¿Por qué entonces Abimael militó a maestros y no a soldados?"
La República 14 de junio del 2006
Muy frecuentemente el verbo militar se emplea como intransitivo, es decir, sin objeto paciente, solo con sujeto (y algún circunstancial). Por ejemplo, en la oración Pedro milita en ese partido, el sujeto, Pedro, es el militante, pero no hay un militado, es decir, no hay alguien que esté siendo convertido en militante. Contra el uso corriente, Cisneros usa el verbo militar en un sentido transitivo, con lo cual logra el efecto de combinar los sentidos de enlistar y adoctrinar, es decir, introduce un objeto paciente en militar, sirviéndose del verbo para indicar precisamente el proceso de convertir a alguien en militante. En ese sentido, su pregunta inquiere por la razón por la que la organización terrorista Sendero Luminoso prefería convertir en militantes a los maestros antes que a los soldados (y la respuesta sugerida es también interesante: porque así conseguía privilegiados agentes de adoctrinamiento, nuevos militadores).

Y para los que siempre preguntan estas cosas, debo decir que no, el uso transitivo de militar no está incluido en el Diccionario de la Real Academia. Gracias a Luis Jaime por recordarnos que sí está, sin embargo, incluido en el español.

Labels: ,


Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?