Sunday, January 07, 2007

 

Me duele la vista

Siempre me he preguntado de dónde sacan sus recomendaciones los prescriptivistas. A veces es claro: simplemente escogen una variante dialectal sobre otra. Pero a veces es por completo misterioso, y más bien parece que se están inventando lo que dicen. El siguiente caso ejemplifica esa segunda posibilidad. Pablo Ramón Méndez, un renombrado articulista en temas normativos del diario caraqueño El Universal, escribe esto en su columna más reciente:
mucha gente dice: Me duele la vista o Me arde la vista, lo cual es una imprecisión del lenguaje, porque la vista ni arde ni duele. Tampoco se opera, como tanto se oye por ahí. Lo cierto es que aunque estas expresiones no resisten un análisis, todo el mundo las entiende.
Pablo Ramón Méndez. El Universal, 5 de enero del 2007

Este párrafo contiene dos notables ideas. En primer lugar, se sugiere que es posible que una expresión no resista un análisis, y que, sin embargo, todo el mundo la entienda bien. Esto produce la extravagante consecuencia de convertir la actividad de entender en algo que no solo no requiere de análisis sino que puede obtener resultados en conflicto con los del análisis---me pregunto qué pensará el columnista de lo contrario: una análisis que no requiera entender.

La segunda idea es más simple pero igualmente falsa. Al parecer Pablo Ramón Méndez entiende la expresión vista en un sentido meramente abstracto (equivalente a visión, digamos), sin permitirle un uso como sustantivo concreto. Tal vez existan dialectos con esa restricción---yo no conozco ninguno (y ciertamente no lo es el de la comunidad donde el columnista escribe, como podemos deducir del hecho de que él mismo reporta que todo el mundo usa la expresión en sentido concreto)---pero con seguridad el español estándar no está restringido de ese modo. El propio Diccionario de la Real Academia reporta, en la quinta acepción de la entrada vista, lo siguiente:

vista
5. f. Ojo humano y de los animales.
Diccionario de la Real Academia Española


Y no solo eso. La acepción está allí desde 1739, cuando fue incorporada al último tomo del Diccionario de Autoridades, el primer diccionario académico, que correctamente dice al respecto:
VISTA. Se toma también por los mismos ojos, o por cualquiera de ellos separadamente.
Diccionario de Autoridades, Tomo VI, 1739

Quizá el discurso prescriptivo sea, después de todo, una forma de ficción.

Labels: ,


Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?