Sunday, December 10, 2006

 

Baipás pero no imeil

En la columna de Aberlado Oquendo en La República de hace unos días me entero de que doña Martha Hildebrandt ha editado una "Agenda Culta", que propone reflexionar sobre una palabra del español peruano cada día del 2007. Es una excelente iniciativa, por supuesto.

La Agenda aprovecha la ocasión para recordarnos algunos preceptos normativos. Entre los que reporta Oquendo, hay uno bastante peculiar. De acuerdo con la doctora Hildebrandt, la Real Academia habría aceptado la forma e-mail (al parecer, con rayita y todo). No dudamos de semejante autoridad, aunque no es exactamente lo que dice el Diccionario Panhispánico de Dudas (DPD):
e-mail. [...] Su uso —así como el de su abreviación mail— es innecesario, por existir alternativas en español en todos estos casos.
Diccionario Panhispánico de Dudas

En otras palabras, el DPD acepta la expresión a regañadientes, rindiéndose ante lo abrumador del uso. Noten que no modifica la grafía, a pesar de que la pronunciación de esa palabra es por lo general algo como imeil; curiosamente, no sigue la misma regla con bypass, para la cual exige baipás. Me pregunto, casi con miedo, si lo que está sugieriendo la Academia (y con ella Martha Hildebrant) es que en efecto pronunciemos e-mail (esto es, e-m-a-i-l) y no imeil.

Entre las otras entradas, según informa al paso esta columna en Perú21, se encuentran: achuntar, adefesiero, chercheroso, impajaritable, lorna, tetelememe. La mayoría de estas palabras son comunes en el español del Perú---aunque, con excepción de impajaritable (y adefesio, que es la base de adefesiero), ninguna está registrada por la Academia en sus diccionarios (lo cual, por supuesto, añade un mérito a la "Agenda Culta" que los diccionarios académicos, al menos por ahora, no ostentan).

Labels: ,


Comments:
Hace mucho de la publicación de esta entrada, pero mejor tarde que nunca. Ignoro los designios de doña Martha Hildebrant, pero puedo dar fe de que en la Península la pronunciación [e'majl] por la grafía "e-mail" no es en absoluto desusada.

A mi hábito lingüístico forjado a orillas del Plata le resulta aún sorprendente, pero en España esa clase de fenómenos son habituales. Lo curioso es su alcance; la "h" de los vocablos tomados en préstamo del inglés tiende a mantener su aspiración (aunque no pocas veces se realiza como una [x]), pero los grupos vocálicos se leen como si fueran castellanos. En un ejemplo trivial pero fácilmente constatable, el nombre de la banda estadounidense Radiohead acaba por ser algo así como [ra.djo'xe.ad]. Ver, o en este caso oir, para creer.
 
Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?