Wednesday, July 18, 2007

 

Babel hispana

Gracias a mi buen amigo Miguel Rivera, me entero de la existencia de este poema (recientemente publicado en Libertad Digital) que forma parte del debate sobre las lenguas minoritarias en España. Fray Josepho (ese es el seudónimo de su autor) critica las acciones tomadas por los gobiernos de varias comunidades autónomas en favor de las lenguas regionales, que retan la preeminencia del castellano en la Península Ibérica---para una opinión diferente, puede verse aquí un artículo del historiador catalán Joan B. Culla i Clarà.

Transcribo a continuación una parte del texto.

Enxiemplo de la Babel hispana

Grado a Santo Tomás, venerable e beato,
que de universidades e de bachillerato
es el santo patrono, e faremos acato
maguer los mandamases le dan mucho maltrato.

Si el d’Aquino me adjuva, contar he la desdicha
que sucede en Hispania, do el poder se encapricha
en maltratar la lengua, tanto escripta cual dicha.
Empeçar he, si un lío non me fago en la picha.

El romançe de Hispania más común de la xente,
en que se comunican el de acá et el de enfrente,
el sabidor juicioso al egual que’l nesçiente,
este es el castellano, al menos, al presente.

Tant’es el castellano común en Çeltiberia
que maguer que del çentro, se fabla en periferia,
e lo emplea el que es rico commo el que ha laçeria,
e siempre ennos estudios s’assigna qual materia.

Otrora el castellano llamábase español,
e dentro en sus dominios non se ponía el sol,
mas arribó un buen día un tal Jordi Pujol
e dixo: al castellano hay que poner control.

Tened presente, amicos, que d’un tiempo a esta parte
ya el noble castellano non es un estandarte,
e muchos lo denigran e lo dexan aparte,
et en muchas regiones quasi ya ni se imparte.

Sabet que en Catalonia, condado de Aragón,
el romanz de Castiella soffre desatençión,
abandono, descrédito, vilipendio e baldón,
e a los que lo fablaren les façen inmersión.

Non pueden castellano estudiar los infantes,
ca diçen que era lengua que se aprendía enantes,
et agora es idioma de vagos e maleantes,
e de xarnegos tachan a todos sus fablantes.

Otrosí en essas ínsulas que diçen Baleares,
do fablan paresçidos romançes familiares,
impedir han agora de guisas similares
que en romanz castellano te eduques e prepares.

Et travesando el piélago, unas leguas acá,
el reino de Valençia, que quasi enfrent’está
el romanz castellano muy poquiello se da,
ca priman la su fabla, que llaman valençiá.

Et en el Finis Terrae, do s’encuentra Galiçia,
cuia lengua el rey Sabio escribió con periçia
agora el castellano allí non se propiçia,
e grand sabeduría ansí se desperdiçia.

Et çerca, ennas Asturias, foméntase ya el
bable, e maguer toda vía non es inexcusable,
quiçab en unos años pudiera ser probable
que el romanz de Castiella mucho menos se fable.

Et essas industriosas provinçias Vascongadas,
las quales nunqua fueron mui bien romaniçadas,
de castellán-fablantes están abarrotadas,
maguer diçen que tienen que ser “normaliçadas”.

Por ende en Vascongadas la classe se efectúa
en rara jerigonza que le llaman batúa,
et si non la quisieres, pues fuye et evacúa,
ca agredir al reaçio por allí se habitúa.

Et enna Extremadura chamullan el castúo,
maguer en las escuelas aún no lo sitúo,
mas dadles presupuesto –lo qual non insinúo–
et cambiar ha, sin dubda, aqueste statu quo.

El panocho es la jerga de Murçia, la huertana,
do las gentes s’expresan commo les da la gana,
mas hogaño dan classes en lengua castellana,
quiçab las stultiçias esperan a mañana.

Et allá en Aragón inventaron la fabla,
enna qual quasi nadie conversaçión entabla,
mas por obra del diablo –o quiçab de la diabla–
accabar han poniéndola en classe a raxa tabla.

Ennas islas atlánticas, dichas Afortunadas,
quieren fablar el guanche, e más xilipolladas,
et non fallarás forma que d’esso los disuadas
ca todas las sandeçes están subvençionadas.

Enna tierra del Sur de nomme Andaluçía
non hay lengua vernácula, al menos toda vía,
mas ya hay quienes pretenden distinta ortographía
et quiçab que fablemos en torpe algarabía.

En Castiella-La Mancha, que antes era la Nueva
al egual que en la Vieja tal veç alguien promueva
alguna jerigonza commo agora se lleva…
¡Espero, de momento, que non caiga la breva!

Et allá en Magerit, do se encuentra la Corte,
que está, dende Toledo, un poquiello hacia el Norte,
non semeja que hoy tal usanza s’importe:
maguer fablan el cheli, en classe les da corte.

[...]

Estando ansí las cosas, ¿commo actuaremos nos?
¿Debemos, tras los contras, también de ver los pros?
Yo non lo sé, germanos, ca ya me da la tos…
Dar he un trago de vino. E nada más. Adiós.

Fray Josepho. Libertad Digital. 16 Julio del 2007

Labels: ,


Comments:
La mentalidad monoglósica sigue bien latente en los ataques a las políticas lingüísticas autonómicas españolas que no sólo garantizan el bilingüismo de la población, sino que procuran revertir un proceso de minorización lingüística de leguas no presisamente minoritarias (no lo es en absoluto el catalán, equiparable en tradición cultural al castellano y en número de hablantes al sueco o al noruego), en algunos periodos logrado a sangre y fuego.
Y es que la lengua del Imperio no acepta compartir espacios de conquista.
 
Acabo de leer el poema llamado Babel hispana, y si la situacion es tal como la pinta el que la escribio, dentro de cien años quien sabe, solo hablaran el castellano los que vivimos a otro lado del charco. Entiendo que es un anhelo natural el poder recobrar la lengua y la cultura de cada grupo humano, mas aun cuando se las perdio por uso de la fuerza e injustamente, pero tambien se presenta el dilema de la unidad o identidad española en el futuro. Como terminara esto? nadie lo sabe, y para los hispanoamericanos ya no tendra sentido referirse a España como la madre patria sino muchas y ya solo como madrastras, pues ya no nos entenderemos tan bien.
 
Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?