Thursday, November 30, 2006

 

Primero aprenda a hablar bien el español

El tema de las congresistas maltratadas por los empleados de la compañía española Iberia se torna cada vez más claro. Aunque el incidente tiene muchos ángulos (recomiendo al lector el excelente seguimiento que está haciendo Silvio Rendón en Gran Combo Club), a nosotros nos permite reflexionar una vez más sobre el papel que juega la prescripción lingüística en las prácticas discriminatorias.

Nos informa El Comercio:
William Mendoza, asesor de María Supa, reconoció que la congresista levantó la voz cuando le dijeron que el vuelo estaba lleno, ante lo cual la trabajadora de Iberia contestó: "Primero aprenda a hablar bien el español".
El Comercio 30 de noviembre del 2006

La obvia pregunta es ¿primero que qué? Si acaso fuera verdad que alguna persona no habla bien el español ¿tendría menos derechos? ¿por qué debe ser atendido mejor quien mejor habla el español? Vemos aquí que "hablar bien" no es más que una justificación ideológica para la discriminación. Claramente, para la empleada racista que pronunció esa frase, "hablar bien el español" significa "hablar el español como yo". Primero, sea como yo--le está diciendo--y después la trataré bien. Como ese primero es imposible, el maltrato queda moralmente consagrado, es irrefutable, incontestable. Esa es la magia de la prescripción.

Labels: , , ,


Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?