Monday, June 19, 2006

 

Sindéresis

¿Qué tienen en común Santo Tomás, José Rangel, Hugo Chávez, Alan García y Su Santidad Benedicto XVI? Seguro que no es sindéresis. Un recorrido por algunos vericuetos de esta singular palabra.

En su temprano comentario sobre el libro de Proverbios (Scriptum super Sententiis, de 1256), Tomás de Aquino discute por primera vez el difícil concepto de sindéresis. Volverá sobre él varias veces, en especial en las Quaestiones Disputatae de Veritate y en la Summa Theologiae (en esta última, el artículo 12 de la cuestión 79 en la parte I, que se titula precisamente "Si acaso la sindéresis es una facultad especial del alma distinta de las otras", es tal vez el mayor responsable por la fama del término) . Será mejor recurrir a un teólogo profesional para que nos explique de qué se trata; y ninguno más apropiado que el antiguo Cardenal Joseph Ratzinger (hoy Papa Benedicto XVI):

La palabra sindéresis (synteresis) procede de la doctrina estoica del microcosmos y es recogida por la tradición medieval de la conciencia. Su significado exacto sigue siendo confuso, y por eso se convirtió en un obstáculo para el desarrollo esmerado de este plano esencial del problema global de la conciencia. […] El Aquinate [i.e. Santo Tomás] la define como una resistencia interior contra el mal y una íntima inclinación al bien.
Verdad, valores, poder: piedras de toque de la sociedad pluralista (1993: capítulo II)
Sin embargo, la palabra sindéresis ha logrado salir de su atolladero escolástico, y está ahora lista para ser usada por cualquier hablante de español que se digne leer el Diccionario de la Real Academia, donde está definida así:

sindéresis
(Del gr. συντήρησις).
1. f. Discreción, capacidad natural para juzgar rectamente.
Cierto, si los estoicos o el Aquinate revisaran esta definición, tendrían derecho a quejarse de lo mucho que hemos simplificado su idea, pero qué se le va a hacer, los siglos no pasan en vano. Sin embargo, estoy seguro de que ellos, incluso después de ver el DRAE, todavía se sorprenderían de escuchar las recientes declaraciones del vicepresidente de Venezuela sobre nuestro presidente electo:

Rangel descarta acercamiento a Lima y pide "sindéresis" a García
El vicepresidente venezolano, José Vicente Rangel, descartó un acercamiento entre el gobernante del país, Hugo Chávez, y el presidente electo de Perú, Alan García, a quien pidió "sindéresis y responsabilidad" en sus declaraciones.
Univisión 18 de junio del 2006
Me cuenta un amigo de ese país que la palabra no es inusual en Venezuela, y de hecho, aquí tenemos un par de ejemplos sacados de diarios venezolanos:
Permanecer en una cola kilométrica durante cuatro largas y tediosas horas, bajo un sol que revienta piedras y en medio de una humedad que moja hasta el alma, puede ser un detonante peligroso si la sindéresis y la tolerancia no se imponen.
El Tiempo 18 de mayo del 2006
En nombre de la organización que representa, hizo un llamado a la población estudiantil para que mantengan la sindéresis y “no se dejen manipular”, de tal forma que canalicen sus críticas, denuncias o sugerencias a través de mesas de trabajo.
Correo del Caroní primero de junio del 2006-06-20
No está en discusión que Rangel usó una legítima palabra del español, que además era de uso más o menos frecuente en su dialecto. Sin embargo, si el Aquinate o los estoicos escucharan esa declaración, tal vez se preguntarían, ellos tan preguntones, por qué no le da el mismo consejo a su jefe, Hugo Chávez, el termocéfalo presidente de Venezuela; a él es a quien le hace falta una buena dosis de responsabilidad, de tolerancia y, por supuesto, de sindéresis.

Labels:


Comments:
Pana, está excelente tu análisis acerca de la palabra "sindéresis", aún más la crítica que haces al mal uso de dicho término por los políticos y los medios de comunicación de mi país, pero ¿sabes? si se te ocurrió inventar un blog acerca de la lingüística, por favor, ten cuidado con las palabras que usas: no es "acquisición", es "adquisición". Se te está pegando mucho el "spanenglish"... ¡Mosca!
 
Jajajaja. Muy buen ojo. Y gracias por la corrección.
 
rgxabMe pregunto cómo alguien que estudia el idioma y publica sobre lo que logra comprender en ese estudio puede decir, o tan siquiera pensar, que una alarma se puede compartir. ¿Qué entenderá por "alarma" y por "compartir"?
¿Qué libros estudiará y cuánto reflexionará sobre el uso de la lengua? No tanto como para alarmarse ante el mal uso que él mismo hace: quizás por eso él no se le mide a otra tarea distinta a la de "reírse" de aquello que le parece gracioso.
 
¿Y por qué no se puede compartir una alarma? Si tú y yo estamos alarmados por algo, entonces esa es una alarma que compartimos.
Estudiar y reflexionar sobre el idioma solo nos lleva a una conclusión: nadie habla mal.
 
Hola Miguel. Te pregunto si figuras como la antítesis o el oxímoron faltan a la sindéresis.
 
El estudio de Tomás de Aquino es más completo de lo que se sugiere aquí. También habría que añadir que Ratzinger no es un experto en este término, aunque su intuición intelectual le hace adivinar la necesidad de lo que con él se sugiere: es el instinto propio del ser espiritual, libre que es el hombre.
Tomás de Aquino no ve razonable que si los animales tienen un modo seguro de conocer lo que les conviene, que el hombre -ser libre- no tenga algo parecido. Para Tomás, la sindéresis es un hábito presente en el hombre, que no se equivoca, y que se manifiesta a través de la conciencia.
La conciencia sí que se equivca, porque procede directamente de la razón, y ésta puede errar. Ratzinger estudia la conciencia errónea y su capacidad de rectificar. Le viene esta capacidad de la sindéresis, hábito de los principios morales, de la ley natural.
 
Interesante el aporte de Francisco M.

Espero que ssea obvio que este post no trata en extenso sobre Santo Tomás, quien es mencionado solo como un usuario de esa palabra. Lo mismo con Ratzinger. El tema del post es el empleo de esa palabra en la prensa.
 
MALAQUIAS BOCAGRANDE DEL RIO.-
Me parecio bastante escueta tu criterio acerca del tema. no se corresponde - aunque te molestes - tu formación (dicha por ti) y el escirto sobre la sindérisis, te recomiendo mayor SINDÉRISIS, al momento de decidir escribir una opinión sobre un tema tan complejo. creo no diste el ancho, al menos en este. Saludos Carnal.
 
Bueno Malaquías, si crees que hay algo más que se debe decir, ¿por qué no lo dices?
 
Mirad, creo que no está mal lo que hizo San Agustin. Primero probó la Vida y después se aclaró las ideas.¿sindéresis?
 
Tus comentarios sobre el término sindéresis son muy apropiados. De hecho la sindéresis podría considerarse como la piedra de toque de toda búsqueda de fundamentación inherente de las normas morales. Para algunos autores se trata de la voluntad (Sn Buenaventura) para otros el más acabado producto de la razón (práctica)así ya sea como un hábito o una potencia, lo cierto es que gracias a la sindéresis podemos participar de la ley natural de un modo objetivo. Tenemos libre albedrio y por eso podemos optar por el "bien" o el "mal" pero la sindéresis es la capacidad natural de participar de nuestro propio y último fin que es un principio axiomático de la conciencia... el buscar la perfección en cuimplimiento de la ley natural, de Dios y eterna. Ah!!! y para los ateos que se pitorrean de lo anterior, sepan también que la sindéresis (aunque tiene variables de la conciencia) participa de un modo directo en la propensión del ser humano para tomar aquellas decisiones que lo hacen permanencer como especie y no optar por aquellas que lo aniquilan. Para los utilitaristas es la busqueda del mayor bien para el mayor número de personas a través de las decisiones concretas en las que debemos escoger. Para los analíticos podemos decir que se trata la sindéresis de un silogismo: "La premisa mayor es aquel principio de la sindéresis: preciso es hacer el bien. La menor es el juicio práctico de la prudencia, que juzga del caso concreto y singular. La conclusión del silogismo expresa el dictamen de la conciencia" (Häring, 1961:184-233.
Finalmente podemos decir en términos generales que la sindéresis es un acto, un acto racional que participa como vínculo innato con la ley natural.
Saludos.
 
Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?