Saturday, June 24, 2006

 

¿Un anacoluto en Borges?

Jorge Luis Borges, además de su vasta y notable colección de cuentos, ensayos y poemas, presentó un buen número de conferencias, muchas veces sobre el mismo tema, a lo largo de los años. Uno de los tópicos más recurrentes en esas conferencias fueron las ideas del filósofo holandés Baruch Spinoza. Hay varias conferencias borgeanas sobre Spinoza (es fama que una de ellas el escritor la dio en 1978, mientras Argentina disputaba con Holanda la final del mundial). Yo he leído dos de ellas: la que presentó el 16 de enero de 1981 en la Escuela Freudiana de Buenos Aires (publicada por Agalma en 1993) y la que dio en el Instituto Cultural Argentino-Israelí de Buenos Aires algún día entre 1965 y 1967 (no he encontrado el texto publicado, pero hay una versión en la red). En esta última ocasión, Borges dijo:
Dice Spinoza que debemos amar a Dios sin esperanza alguna de ser amados por él. Goethe veía en esto un ejemplo de abnegación, pero realmente no procede de abnegación, sino del concepto de la divinidad que tenía Spinoza. Nuestro destino individual no le importa a Dios. Es lo contrario, digamos de Miguel de Unamuno que decía que Dios es, ante todo, el productor de inmortalidad y Spinoza no le importaba el hombre; Baruj Spinoza, que vivió cuarenta y tres años en Holanda, donde moriría, escribió, sin embargo: "Sentimos que somos inmortales, pero somos inmortales no como individuos, ya que como individuos somos meros adjetivos de Dios, sino inmortales como parte de la divina inmortalidad".
La expresión Spinoza no le importaba el hombre constituye un anacoluto, es decir, Spinoza no tiene una función en toda la oración, está fuera; para incorporarla deberíamos decir: a Spinoza no le importaba el hombre. Por supuesto, dado que el anacoluto desaparece con solo anteponer una a a la oración, bien pudiera ser que se trate de un simple error de transcripción. No lo sabremos nunca. Pero no tiene que ser una errata necesariamente. El anacoluto es bastante común en la producción oral, y este texto es precisamente una conferencia (si uno lee el texto completo encuentra fácilmente otras marcas de oralidad). Por otra parte, el anacoluto es en verdad una estrategia para marcar el tema del discurso, y en particular, indica el tópico con el que, en un momento dado, el hablante se compromete especialmente. Es obvio que la frase borgiana satisface estos requisitos.

Curiosamente, Borges es consciente de la función del anacoluto, como lo evidencia su comentario al estilo de ciertas narraciones chinas:
el cuento de hadas chino es irregular. El lector empieza por juzgarlo incoherente. Piensa que hay muchos cabos sueltos, que los hechos no se atan. Después –quizá de golpe– descubre el porqué de esas grietas. Intuye que esas vaguedades y esos anacolutos quieren decir que el narrador cree totalmente en la verdad de las maravillas que narra.
Textos cautivos, p. 226
No digo esto para sugerir que Borges se permitió conscientemente un anacoluto, solo para apuntar que es posible que ese anacoluto borgiano sea real, y no una errata.

Labels: ,


Comments:
This comment has been removed by a blog administrator.
 
Caray, eso de Borges lo encontraste como agujita en un pajar, Miguel. ¡Muy bien! Gracias por la información. Y a propósito de anacoluto, ¿sabes tú de algún estudio lingüístico del tema? Vagamente recuerdo que alguien en alguno de los diálogos de estudiantes de Lingüística de la PUC presentó algo sobre el tema, pero no sé quién. Recuerdo también un trabajo de Rocío (el apellido se me fue) sobre el zeugma. Regresando al anacoluto, veo que los ejemplos que se dan al respecto suelen ser muy 'heteróclitos'. En ellos se pone ejemplos de discordancia con bastante frecuencia. La idea intuitiva de un anacoluto es, como tú lo has dicho en este post, la de una frase 'con cabos sueltos'. Uno de los efectos de ello es la falta de identificación de la función sintáctica, lo que me hace pensar, en términos de la antigua teoría chomskiana preminimista, en una violación del Principio del Caso (¿y del Criterio Theta también?). En fin, agradezco tus iluminadoras palabras. Saludos,

Frido
 
Hola Frido

Sí hay un estudio clásico sobre el anacoluto (que también se llama en la tradición inglesa "hanging topic") que es Cinque, G. 1990. Types of A-bar dependencies. Cambridge, MA: MIT Press

Para el español hay un estudio reciente de Luis López Carretero Derivational Syntax for Information Structure (que está por salir).
 
Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?