Saturday, July 29, 2006

 

Diccionario Americano

Seis periodistas (tres de ellos peruanos), se han reunido para elaborar un Diccionario Americano que puede consultarse on line. Es, claro, un encomiable intento, que busca reunir "palabras o frases que se usan en el habla común de países de América Latina", según reza su eslogan. Y más interesante, no es un esfuerzo de profesionales en lexicografía, sino que proviene de usuarios deseosos por reflexionar sobre el uso del español y documentar los matices propios de los vocablos castellanos en América.


Desde que, a mediados del siglo XVI, Manuel José de Ayala redactó el primer Diccionario de Voces Americanas (cuyo texto no fue publicado, increíblemente, sino hasta 1995), el interés por la suerte que el español corre en estas tierras ha ido madurando hasta convertirse hoy en una empresa a la que están dedicados muchos filólogos y lingüistas. Ya no se habla, por supuesto, de "voces castellanas mal pronunciadas" por "el vulgo criollo" en América, como decía José María Peñalver en 1795 al anunciar su proyecto de diccionario de cubanismos (del cual no se sabe si fue terminado alguna vez o si simplemente se perdió); ni de "voces corrompidas" como titulara Esteban Pichardo en 1836 a la sección de su diccionario con las palabras cuyos sonidos los americanos habían modificado (por ejemplo, tropezar > trompezar); ni de "incorrecciones", "barbarismos", "provincialismos" o "vicios del lenguaje" como serían llamados por los varios diccionarios y recopilaciones que se sucedieron durante el XIX y comienzos del XX.

Hoy día ya no se busca acusar al español americano de haber perdido el rumbo, sino más bien tratamos de saber hasta dónde nos ha conducido la lengua en estos lares y cómo ha sido modificada por sus nuevos hablantes sin dejar de ser aún español. En este momento están en marcha dos importantes proyectos para elaborar diccionarios de americanismos. El primero, iniciado en 1978, es el llamado Proyecto de Augsburgo, un monumental conjunto de Diccionarios contrastivos del español de América, conducido por Günther Haensch y Reinhold Werner, de los cuales se han publicado ya los correspondientes a Argentina, Colombia y Uruguay. El segundo es el Diccionario Académico de Americanismos, que todas las Academias de la Lengua americanas, en coordinación con la RAE, acordaron elaborar en 1951; el plan estuvo dormido por un buen tiempo, pero, bajo la conducción de Humberto López Morales, ya se han recogido más de 100,000 palabras (lo que es interesante, porque el actual DRAE tiene solo 88,431) y, según noticias recientes, se espera terminarlo para el 2008.

Frente a esto, no faltará quien piense que la contribución del mencionado Diccionario Americano en internet es muy modesta o incluso insignificante. Yo no creo eso. Ciertamente, al final será necesario acudir a los diccionarios académicos antes descritos, pero mientras tanto los hablantes de español tenemos en este novísimo proyecto un precioso adelanto de la exuberante diversidad que la lengua ha alcanzado en nuestros países; e incluso más, podemos añadir comentarios, porque está organizado en forma de blog, y todos pueden aportar ejemplos y evaluar las entradas. No es el único en la red, sin embargo. Ya hace varios funciona un Diccionario Americano on line, elaborado por Almiray Jaramillo; aunque este último no es un blog, admite sugerencias y contiene también leyendas y otros datos sobre Latinoamérica. A ambos, muchas gracias.

Labels:


Comments:
Miguel:

Qué bueno tu blog, lo he agregado a mi lector feed. Creo que es un interesantisimo aporte a quienes nos gusta discutir sobre el lenguaje.

Honrada, realmente, de que nuestro Diccionario Americano sea citado aquí.

¡Saludos!
 
Miguel, me uno al agradecimiento de María Pastora por mencionarnos en tu blog. Sin embargo siendo justos te debo indicar que quien inició el proyecto del diccionario (aunque en su primera versión) fue María Pastora, una muy buena amiga chilena. Luego la idea fue evolucionando hasta lo que es ahora. Si bien todos los participantes tenemos muchas ganas de continuar y seguir haciendo crecer el proyecto, sin la incansable María Pastora todo esto no sería posible.
 
Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?