Saturday, July 21, 2007

 

¿A qué extremos puede llegar la imbecilidad y el complejo?

Esa es la interrogante que se plantea Andrés Bedoya Ugarteche, comentarista del Diario Correo (según me entero en el blog de Nila Vigil). El texto del columnista, curiosamente, ejemplifica la materia con extrema sordidez:

¿Sabían ustedes que la Real Academia Española de la Lengua ha decretado que “hijo de puta” y “comunista” son sinónimos? ¿Y sabían que la Imperial Academia Quechua de la Lengua se opuso a esa disposición bloqueando carreteras? Afortunadamente, la Asociación Mundial de Academias de las Lenguas declaró que el quechua no es idioma, sino una huevada sin escritura y con no más de 500 vocablos... ¡y esto!, procediendo luego a desconocer a sus “amautas”.
Andrés Bedoya Ugarteche. Correo. 19 de julio del 2007

Aclaremos algo primero: Bedoya Ugarteche miente con descaro. La RAE (que se llama simplemente Real Academia Española, no "de la Lengua") nunca ha cometido ni cometerá jamás semejante dislate. La Academia Mayor de la Lengua Quechua no se dedica a bloquear carreteras (y menos la imaginaria Imperial Academia Quechua de la Lengua). No existe una Asociación Mundial de Academias de las Lenguas, pero si existiera, nunca declararía que el quechua no es un idioma ni que tiene solo 500 palabras, porque cualquier persona mínimamente informada sabe que el quechua es una lengua plena con miles de vocablos, que además es el vehículo de comunicación diaria de millones de personas (y medio millón de esas personas viven en la misma ciudad que Bedoya Ugarteche, a saber, Lima).

Fácil sería decir que el columnista es un loco de atar y olvidarse de él. Pero eso no es correcto. Bedoya Ugarteche no dice eso porque está loco (tampoco Stalin, Hitler, Pol Pot o Abimael Guzmán estaban locos). Lo dice porque quiere establecer un presupuesto de superioridad, una atalaya para mirar hacia abajo, una torre inaccesible desde la cual escupirles a sus semejantes. Y lo hace con la herramienta más vieja del mundo: el desprecio por la forma de hablar de los demás. No se detiene ante la falta de evidencia, o ante la falta de opiniones confirmatorias; de hecho, inventa sus autoridades con desparpajo. No es una casualidad que invoque decretos imaginarios de ficticias "Academias de la Lengua": quiere refugiarse en la solemnidad del discurso prescriptivo.

Al comienzo de su texto nos cuenta:

Pero hay acomplejados que piensan que poniéndoles a sus hijos nombres gringos--o gringoides--los hacen menos lorchos. ¿A qué extremos puede llegar la imbecilidad y el complejo? De allí nacen los nilvers, los roberts, los edgars, los hammers y tantos otros. Naturalmente, con esos apelativos tan ridículos, lo único que se consigue es acentuar el complejo y que la víctima se sienta realmente inferior, con lo cual la inferioridad deja de ser un complejo y se convierte en un hecho real.
Andrés Bedoya Ugarteche. Correo. 19 de julio del 2007
Ese es el paso central de su coartada: establecer que existe alguna forma de inferioridad asociada a ciertos nombres. Como si llamarse Edgar o Robert revelara alguna limitación misteriosa e indefinida, como si fuera una peste, una maldición que balda a las personas. Introducido este elemento mágico, el columnista puede dar rienda suelta a sus propios complejos:
el “gloriosísimo pueblo” está compuesto, en su inmensa mayoría, por subvertebrados inútiles y a los que es muy fácil arrear hacia lo que sea. [...] se reproduce e infesta, por lo general, el sur del Perú, en donde tropillas y manadas de ignaros subhombres están siempre dispuestas a quemar llantas, linchar autoridades, bloquear carreteras, atacar a la gente decente, y demás actos típicamente peruanos.
Andrés Bedoya Ugarteche. Correo. 19 de julio del 2007
Apenas es una sorpresa que termine su texto con ese reguero de elucubraciones insensatas sobre las academias y el quechua, que comentamos al principio.

Ahora bien: si vamos a develar sus trampas, hagámoslo del todo. A menos que comparta los prejuicios y complejos del columnista, quizá el lector se crea distante de tales conclusiones y exabruptos. Pero tenga cuidado. La próxima vez que se sienta incómodo porque alguien aboga en favor de las lenguas en peligro de extinción, o porque dice hubieron o haiga, o aperturar en vez de abrir, o manager en vez de gerente, o tenga ganas de reírse de Pancracio o Margarito, acuérdese de Bedoya Ugarteche. Tal vez descubra su sombra y su espejo.

Algo más. El lector acucioso habrá notado que la frase ¿A qué extremos puede llegar la imbecilidad y el complejo? contiene un sujeto coordinado (la imbecilidad y el complejo) con un verbo en singular (puede llegar). No se preocupe. Se trata del famoso efecto de la concordancia con el primer elemento coordinado (activo en español, inglés y otras muchas lenguas, incluido el hebreo bíblico). Es incluso un caso aceptado por la RAE, que a la letra recomienda:
si [los elementos coordinados ] se conciben como una unidad, de la que cada uno de ellos designa un aspecto parcial, el verbo puede ir también en singular: «El desorden y la algarabía es total».
Real Academia Española. Diccionario de Dudas y Dificultades. Concordancia
Bedoya Ugarteche, como todos los seres humanos, habla sin errores. Sin errores gramaticales, quiero decir.

Labels: , , ,


Comments:
querido Miguel,
te cuento que los cometarios de Bedoya constituyen un delito, pues la ley 28867 pena hasta con tres años la discriminación, incluida la lingüística. Habría que pensar en denunciarlo,,,,

Un amigo antiracista,Wilfredo Ardito, ha hecho una "antología de su racismo" aquite las mando:


En relación a los peruanos, Bedoya señala lo siguiente:

“(…)el “gloriosísimo pueblo” está compuesto, en su inmensa mayoría, por subvertebrados inútiles y a los que es muy fácil arrear hacia lo que sea”. (Columna del 19/07/2007)

“Escribo para los pocos peruanos que saben leer y que hay que hablarles en su idioma.” (Columna del 14/06/2007)

Aunque esas expresiones ofensivas pueden ser generales a todos los peruanos, con más frecuencia se produce una descalificación de algunas personas con opiniones políticas diferentes debido a sus rasgos físicos:

“No sé qué pasará el 2011, pero sugiero una plancha: Presidente de la República, Genaro Ledesma. Primer Vicepresidente, Juan Manuel Guillén, y Tercer Vicepresidente la congresista Supa. Una verdadera “Plancha Halloween”, o “Movimiento hacia los Muppets”. (Columna 12/07/2007)

En relación al idioma quechua señala:

(….) el quechua no es idioma, sino una huevada sin escritura y con no más de 500 vocablos (Columna del 19/07/2007).

Respecto a los habitantes de la región Sur el trato es sumamente despectivo, llamándolos “animales” y “subvertebrados”. Veamos:

(…) “los Teratopitecus peruvianus considerados erróneamente como “pueblo”, avanzan instintivamente y por reflejo hacia su destino final: gritar, tirar piedras, quemar llantas, linchar autoridades, etc., sin tener el menor asomo de conciencia de por qué lo hacen. Igual que los zorros, igual que los guanacos.” (Columna 05/07/2007,).

(…) “esa ciénaga maloliente infestada de sanguijuelas y bacterias patriarrojeras, mejor conocida con el campanudo y ostentoso nombre de “Macro Región Sur”. (Columna 12/07/2007).

Con mucha frecuencia se apela a la violencia en relación a esta población:

(...) “Allí no caben banderillas, picas ni estoques. Allí hay que ser menos romántico. Allí hay que fumigar. Y si hay dubitaciones, Remember Pearl Harbor, Remember El Alamo, Remember El Arequipazo”. (Columna 12/07/2007).

Respecto a los aymaras se expresa de la siguiente manera, aludiendo a una posible intención de anexarse a Bolivia.

(…) “no se puede confiar en ellos (no que alguna vez se pudo) para nada, salvo para linchar a sus congéneres de vez en cuando. Y pueden llevarse todo el departamento de Puno con ustedes, más la parte peruana del lago. Veremos si los pobres cruceños bolivianos pueden con esa terrible carga.

Claro que ya no tendremos uros para entretener a los turistas y que les tiren maníes (a pesar del letrero que dice “Prohibido dar de comer a los Uros”)” (Columna del 17/03/05)

Estas afirmaciones ofensivas se manifiestan también hacia Bolivia:

Un pobre país que debiera ser cercado y declarado nosocomio de enfermos mentales sin posibilidad alguna de curación” (Columna del 07/06/2007).

Hacia su presidente Evo Morales se expresa de esta manera:

“Esa cosa denominada “evo”, esa suerte de “Yeti” andino, ese “abominable hombre de las punas”, sin capacidad alguna de pensamiento –ni siquiera de reacciones reflejas– y que no es más que el polichinela del Cerdo Chávez.” (Columna del 07/06//2007)

“(…) alguien ha sugerido que Morales debe ser declarado Persona non grata por el gobierno peruano. De acuerdo, siempre que antes se le declare PERSONA, posibilidad que yo niego.”

“¿Evo Morales “persona”? ¡Por favor! ¿Cómo declarar “persona” a un ser cuya condición de Homo sapiens está en duda y más parece un australopiteco?” (Columna del 17.03.05)

En ocasiones, finalmente, hace gala de un discurso abiertamente racista:

“¿saben qué, indios de mierda? Ustedes no tienen complejo de inferioridad, ustedes SON inferiores. Y son inferiores porque son quechuas y aymaras. Recuerden que los nazis consideraban a los judíos como “raza inferior” y... ¿saben qué? para ellos los latinoamericanos eran una “subespecie”. En otras palabras, menos que humanos: antropoides, primates. Mussolini solía decir que gobernar a los países latinoamericanos “non e dificile, e inutile”, ¡y cuánta razón tuvo! Lo demostramos todos los días... con excepción de Chile (es que los chilenos son “blancos”, pues). La estúpida “nación aymara” está combatiendo a “los españoles” ¿Habrán querido decir “blancos”? Vaya usted a saber lo que puede producir un seudocerebro indígena. ¿Cuáles son los países más cagados de Sudamérica? Los tres que tienen indios, pues: Ecuador, Perú y Bolivia. ¿Qué tal, aymaras de mierda? ¿Les gustó mi racismo?” (06.01.05)


Fuerte e indignante, ¿no?

Nila
 
Miguel, un gusto.

El tal Andrés Bedoya Ugarteche es un caso típico de “análisis psicológico de articulistas en los medios”. En la USMP lo ponemos de ejemplo sobre los límites y permisibilidad en la prensa escrita. Acaso sea el único visible ejemplo de infamia, desfachatez burda, chatura mental y desde luego de los epítetos increíbles y bajos publicados en medio impreso alguno.

Al parecer para Aldo Mariátegui, director de Correo “Eso de rating”. ¿Qué se puede esperar de su jefe que a todo el mundo adjetiva de “caviar”? Además, es risible su columna diaria (http://www.correoperu.com.pe/paginas_columna.php?columna_autor=Aldo%20Mariátegui&seccion_nota=8), más parece un blog, con el respeto de los bloggers.

Saludos,
Carlos
 
Hola Miguel,

Muy bueno este post. Actualiza el enlace al articulo de Bedoya Ugarteche. Has puesto el enlace general, que deriva en la ultima columna que escribe (y cambia cada semana). Habria que poner el permanente (lo mismo en el blog de Nila).

Este señor no solo es infame. Para mí, esta enfermo.

Saludos!
Susana
 
Oye, Bedoya habla vainas e inventa con cuestión de jorobar. Yo una vez le escribí un correo, el dice que es su forma de expresarse, un sentido de burla; si se le cree o no a juicio de cada quién, yo tengo el mío, con todo y dudas. Eso sí, él no debería expresarse con tantas indirectas y dichos ignominiosos. No era necesario hacer todo el análisis que hiciste sobre su artículo, que es una soberana cojudez. Si Bedoya por lo que escribe se le ha salido una tuerca, a ti se te sale del desagüe la petulancia, hermano. Por cierto, Bedoya tiene razón en algo, eso de los nombres son complejos, muy feo, no hay que negarlo. Eso de decir que el quechua es una huevada, pues son huevadas de Bedoya, quien no debería expresarse así de una lengua (idioma es la lengua oficial de un país, el quechua en teoría lo es) respetable e histórica. Etc.
 
Bueno, si acaso hay alguien, como el comentarista anterior, que cree que Bedoya tiene razón al opinar que "eso de los nombres son complejos, muy feo", entonces quizá el análisis presentado en este post sí era necesario. No existe absolutamente ninguna razón para despreciar a alguien por su nombre. Los nombres no tienen propiedades mágicas, no hacen inferiores a las personas. No es que usar un nombre determinado sea producto de un complejo. Son los que creen que hay ciertos nombres "feos" los que sufren un complejo.
 
Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?